Quienes tienen adolescentes en la familia saben que es recurrente que, al cumplir 16, quieran sacar el registro y usar el vehículo y es algo que preocupa a los padres por el bienestar de sus hijos e hijas.

Es necesario que los adultos mayores estén atentos a ciertos parámetros, antes de decidir la autorización para que el adolescente maneje. Hay que saber que para poder conducir se necesitan ciertas habilidades cognitivas, como la capacidad de atención a los estímulos de la calle, ya que es una actividad compleja que requiere experiencia y coordinación de la percepción, memoria, anticipación y evaluación de acciones. Los adolescentes aprenden de lo que observan de su entorno más cercano, es por esto que el adulto debe comportarse responsablemente frente al volante.

Es importante que los adultos tengan en cuenta varios puntos antes de decidir si el adolescente puede o no manejar.

  • Los jóvenes son el grupo etario que corre más peligro frente al volante
  • El tránsito de Argentina es de alto riesgo
  • Cada persona es diferente y hay que evaluar si está preparado para tomar esa responsabilidad
  • Acompañar al menor dentro del auto dentro del proceso de aprendizaje

Además, existen tecnologías aplicadas que permiten detectar accidentes, alertando en tiempo real y permitiendo ahorrar minutos críticos y vitales antes este tipo de situaciones.  Tal es el caso de ITURAN EMERGENCIA, que brinda asistencia al conductor y los acompañantes ante un accidente las 24 hs los 365 días del año, mediante el envío de fuerzas de seguridad y de salud (policía, bomberos y ambulancias), ante la detección de un choque de relevancia o el llamado del cliente al Centro de Comando y Control  de la empresa, el cual desplaza personal especializado a la zona, además de brindar el servicio de localización y rápido recupero del vehículo en caso de robo o hurto.  Por otro lado, su APP permite realizar llamadas de emergencia directas, la visualización de la ubicación en tiempo real y el lugar donde está estacionado el vehículo, recibir alertas de velocidad, historial de recorrido, generar zonas seguras y recibir una alerta por desconexión de la batería.

“Sin duda, como adultos podemos hablar con nuestros hijos para brindarles consejos desde nuestra experiencia como conductores pero, además, la tecnología nos permite brindarles un plus a su seguridad, tanto en el aprendizaje de manejo, poder detectar cualquier irregularidad en el vehículo e inclusive una respuesta inmediata ante un accidente”, señala Cristian Fanciotti Presidente de Ituran Argentina.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *