La Ley de Tránsito Nacional 24.449 indica en su Artículo 41 que “todo conductor debe ceder siempre el paso en las encrucijadas al que cruza desde su derecha”. Esta prioridad del que viene por la derecha se considera “absoluta”, pero se pierde ante algunas situaciones:
1. Señalización que especifica lo contrario.
2. Vehículos ferroviarios.
3. Vehículos del servicio público de urgencia, en cumplimiento de su misión.
4. Vehículos que cruzan por una semi-autopista. Antes de ingresar o cruzarla se debe detener siempre la marcha.
5. Peatones que cruzan lícitamente la calzada por la senda peatonal o en zona peligrosa señalizada como tal, debiendo el conductor detener el vehículo si pone en peligro al peatón.
6. Reglas especiales para rotondas: El vehículo que se encuentra circulando dentro de una rotonda o está saliendo de ella tiene prioridad de paso por sobre el vehículo que intenta ingresar.
7. Cualquier circunstancia cuando: a) se desemboque desde una vía de tierra a una pavimentada; b) se circule al costado de vías férreas, respecto del que sale del paso a nivel; c) se haya detenido la marcha o se vaya a girar para ingresar a otra vía; d) se conduzcan animales o vehículos de tracción a sangre.
Si se dan juntas varias excepciones, la prioridad es según el orden de este artículo. Para cualquier otra maniobra, goza de prioridad quien conserva su derecha. En las cuestas estrechas debe retroceder el que desciende, salvo que éste lleve acoplado y el que asciende no.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *