Con el inicio de las clases presenciales, es importante recordar algunos tips para conducir con niños en el auto y tener en cuenta varias medidas de seguridad, tanto para evitar un accidente como para proteger su integridad en el auto.

Sistema de retención infantil

Los cinturones de seguridad son un elemento básico en caso de un siniestro, pero no son funcionales en niños. Por lo tanto, deben tener su propio sistema de retención.

En todo el ámbito de la República Argentina los menores de diez (10) años deben viajar sujetos al asiento trasero, con el Sistema de Retención Infantil homologado al efecto, en relación a su peso y tamaño, según lo establece la ley nacional de tránsito 24.449.

A este sistema se le llama comúnmente sillitas o asientos de seguridad, los cuales tienen como fin proteger al menor. Sin embargo, hay que tomar en cuenta que existen distintos niveles y modelos de retención infantil. Cada uno corresponde ya sea a la edad, peso y estatura del niño, y estas características son las que se deben considerar en el momento de su elección.

Niños en los asientos de atrás

Aunque el menor tenga la estatura para el uso de cinturones de seguridad, está prohibido que vaya de copiloto.

En Buenos Aires se prohíbe que los niños menores de 12 años, con altura inferior a 1,50 metros viajen en el asiento delantero.

Además, independiente del ámbito legal, por seguridad del menor, en caso de un accidente la parte trasera es más confiable.

Bloqueo de puertas para niños

Casi todos los autos cuentan con esta función, y es muy útil.  Es una función independiente de los sistemas electrónicos de apertura y cierre del vehículo. Su objetivo es bloquear desde el interior la apertura de las puertas traseras. Según el modelo y tipo de auto, la activación se puede realizar sólo con una pequeña palanca o hasta con la misma llave. Independiente de ello, su misión es la de evitar que los menores abran una puerta durante la marcha.

Ventanillas cerradas

Con ello se busca reducir el riesgo de que los niños en el auto se asomen o arrojen objetos que podrían causar un accidente. La curiosidad es un elemento presente en los niños, sin embargo, hay que tener precaución. Uno de los consejos recurrentes es evitar que el menor pueda sacar la cabeza o alguna extremidad que lo ponga en riesgo.

En caso de contar con un bloqueo eléctrico, se aconseja evitar la operación de cristales en la parte trasera. Si no fuera el caso, se debe colocar al menor a una distancia que impida su fácil y libre manipulación.

Descenso seguro

Cualquier movimiento de entrada o salida del auto debe ser supervisado por un adulto. Un consejo vital para los niños en el auto es que siempre se tome en cuenta ascender o descender de la unidad por la derecha o del lado de la vereda.

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *