El mundo no detiene su avance desde lo tecnológico y esto tiene un fuerte impacto real y potencial en las aseguradoras, para las cuales el manejo de datos, y transformar estos en información para la toma de decisiones pasa a ser un aspecto central de su estrategia.
La Inteligencia Artificial tiene la capacidad de acabar con un modelo anticuado, sustituyéndolo por una alternativa eficaz y rentable. Al integrar AI en los procesos de siniestros, las empresas de seguros pueden mejorar los márgenes y la productividad, así como la satisfacción de los clientes y los empleados.
La industria del seguro tiene a su alcance grandes cantidades de datos que se pueden aprovechar, gracias a este tecnología, para mejorar la experiencia del cliente, la cual permite procesar, analizar y entender el comportamiento del usuario para ofrecerle un servicio personalizado y a medida de sus necesidades.
La IA, en el sector de seguros automotriz, permitió el desarrollo de los servicios de Scoring, la cual a su vez facilita conocer al cliente obteniendo mayor precisión y dando soporte a la decisión de evitar solicitudes fraudulentas.
La supervivencia del sector asegurador en el largo plazo dependerá de su capacidad para adaptarse rápidamente. Las tecnologías digitales avanzadas tienen la capacidad de impulsar la ventaja competitiva de las aseguradoras o mantenerlas en el letargo que se encuentran actualmente.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *